18 mayo, 2024

CX Noticias

Nueva Era

Buscan a padres de Eduardo, menor que asesinó a otro niño en La Perla

Orizaba, Ver.- Al acusar que, no hay avances en las investigaciones para dar con el paradero del menor homicida de su hijo, ni de su familia, el padre de Samuel, quien contaba con once años de edad al momento de ser asesinado en el municipio de La Perla, “boletinó” las fotografías de los presuntos papás del niño agresor pidiendo ayuda para localizarlos.

A través de redes sociales, el padre de familia suplica a la ciudadanía en general, colaborar para localizar a los padres del menor infractor, que habría asesinado a Samuel tras perder contra él en un juego de maquinitas.

El padre de Samuel, exhibe dos fotografías que, afirma, corresponden al matrimonio que se dio a la fuga con su hijo, tras la tragedia. De manera desesperada, pide que, de hallarlos, los amarren y los entreguen a las autoridades correspondientes.

“Él es el papá de Eduardo Sebastián Flores, quien asesinó a nuestro pequeño Samuel Romero Reyes. Si alguien lo ve, por favor den aviso inmediato a las autoridades o si es posible deténgalo y átenlo de pies y manos, debe pagar con la justicia por el crimen que su hijo cometió….Ayúdenos a encontrarlo”, escribió.

De igual forma, acompaña la fotografía de la supuesta madre de Eduardo, con el siguiente texto: “Ella es la mamá del agresor…para que la pasen en sus reportajes y así demos lo más pronto posible con ellos…gracias”.

Fue el domingo 15 de enero, en la Localidad El Tejocote, municipio de La Perla, cuando Samuel jugaba maquinitas con su amigo, pero al ganarle, este último se molestó, fue a su casa y regresó ya con el arma de fuego, disparándole un balazo en la cabeza a Samuel quien falleció al instante.

Debido a la falta de respuesta de las autoridades, ya que la Fiscalía General del Estado no les ha dado algún informe o avance de la carpeta de investigación, los padres de la víctima recurrieron a las redes sociales para pedir ayuda ciudadana y lograr que se haga justicia por la muerte de su hijo quien tenía el sueño de ser transportista, como en su momento lo declaró su mamá Leticia Hortensia Reyes de Jesús.

“Mi hijo pensaba entrar a un internado, pues él quería ser un gran chofer de un carro grande, quería viajar por las carreteras, llevar un carro grande, su plan era hacer un estudio, nosotros aquí tenemos un internado que hacen un examen y se van para Guadalajara y mi hijo eso quería hacer su examen ahora en febrero”, dijo en el sepelio de su hijo.

¿SAMUEL Y SU PADRE PUEDEN IR A PRISIÓN?

A 24 días del asesinato de Samuel a manos de su amigo de juego, el vicepresidente de la Federación Estatal de Colegios, Barras y Asociaciones de Abogados en el Estado de Veracruz, Homero Gutiérrez Melchor, señaló que si bien, el niño agresor Eduardo “N” de 10 años, es inimputable, hay varios factores por investigar.

“Se pueden desarrollar varias especulaciones que deben investigarse; si el papá del victimario, fue lo suficientemente responsable para tener en resguardo el arma de fuego, ¿por qué la tenía?, ¿qué tipo de arma es? ¿Por qué estuvo al alcance de su hijo?; es motivo de investigación. ¿Por qué darse a la fuga?, ¿qué es lo que oculta el padre?”, aseveró.

Recordó que, la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes, establece que los niños no recibirán alguna sentencia en caso de haber cometido algún delito, pero, dependiendo su edad, pueden ser sujetos a tratamientos o reclusión, según determinen las autoridades competentes.

Por ejemplo: tras ser valorado por un psicólogo, trabajadora social y hasta sociólogo, si lo amerita, podría ser enviado a una correccional, lo que, antes operada como Consejo Tutelar para Menores Infractores, de la Secretaría de Gobernación.

El especialista enfatizó que, existe la delincuencia en menores, donde los padres son responsables civilmente del pago de daños y perjuicios que haya causado el hijo, por estar bajo su cuidado, custodia y responsabilidad, que es el caso en cuestión.

“No penalmente, porque no es el autor material ni intelectual. Sin embargo, en una correcta investigación, hay que indagar si fue un descuido del padre de dejar a la vista el arma de fuego o si tuvo conocimiento del arrebato, berrinche de su hijo y no hizo nada para detenerlo. Se debe investigar minuciosamente para saber el grado de responsabilidad del padre, principalmente”, dijo.

Gutiérrez Melchor abundó que otro aspecto por considerar es el ambiente familiar en el que vivía el menor agresor, si ha estado expuesto a un contexto de violencia, que le haya influido para repetir ese padrón de conducta.

“El tiempo en una correccional depende de la temeridad en que se consumó el delito, esto es, en tiempo, modo, lugar, si hubo premeditación, además de la alevosía y ventaja que fueron un hecho”.

Con información de E-Consulta Veracruz