29 febrero, 2024

CX Noticias

Nueva Era

Aumento salarial debería incluir menor carga tributaria; así sí habría mejores condiciones de vida

El aumento al salario mínimo no garantiza mejores condiciones de vida sin modificaciones de fondo al sistema tributario, para lograrlo se requeriría, incluso, ofrecer eficientes servicios públicos afirmó el presidente de la Canaco-Servytur Carlos Luna Gómez.  

Y es que por disposición a partir de enero habrá al respecto incremento del 20 % en el salario mínimo.  

Reconoció que es un sí un gran pendiente para la clase trabajadora por lo que no se desdeña la iniciativa, aunque sostuvo que también se observa sesgo populista ante el escenario político que se aproxima.  

Por ello, enfatizó que “el tema no va por ahí, van navegando con la bandera de que es un tema de justicia y equidad lo cual no desdeñamos, creemos que es así; se le había quedado a deber a los trabajadores desde hace mucho tiempo, pero definitivamente los argumentos bajo los que enarbolan la acción (…), van únicamente al corazón”. 

En tanto que, reiteró, calidad de vida no mejora solo elevando el salario mínimo, “se logra elevando la calidad de vida a través de los servicios públicos y de que todos estemos en un sistema de vida organizado”.  

Abundó que, si no se genera productividad y mayores inversiones para los sectores poblacionales respecto a facilidades fiscales, por ejemplo, “lo único que ocurre es pues sí un incremento salarial que tiene que salir de algún lado”.  

Dijo que ha escuchado expresiones ciudadanas en el sentido de que con esta disposición lo más probable es que haya un incremento de precios, “y pues sí”.  

“Efectivamente, con los precios que tenemos, con el incremento de los productos básicos, de los costos de las cadenas de suministro, pues los productos se encarecen y los márgenes de utilidad van reduciendo”.  

En tanto que, “si a esto se le suma una mayor carga tributaria, porque no solo se trata de que el trabajador obtenga mayor remuneración por su trabajo si no que se trata de que también se les está dando un incremento a la carga tributaria que el patrón está pagando en todos los sentidos”.  

De tal forma que el incremento del 20 % del salario mínimo se traduce en el 30 % del valor del costo real.  

“Y eso no se aparece como por arte de magia, no automáticamente, el mercado se dinamiza y empieza a haber más dinero para que tengamos mayores ventas, eso es una mentira, es una falacia; por lo que se tiene que fomentar la productividad”. 

Por lo anterior, la postura mayormente generalizada del sector empresarial, enfatizó, es que se obtengan mayores beneficios fiscales sobre el salario.  

“Que el salario llegue directamente a las personas y que no se les cobre tanto del Impuesto Sobre la Renta; eso aseguraría mayor capacidad de ingreso sin la necesidad de que se disparara también toda la carga tributaria que se está generando”.  

Finalmente, insistió en que no hay una real política pública dirigida a disminuir el empleo informal.  

“Todas estas reformas que están poniendo en jaque al sector empresarial, sobre todo a las MIPyMES. hay que ser muy claros, porque hay sectores empresariales que han referido que sí resisten la carga, pero son industrias, empresas realmente grandes. Quienes están realmente sufriendo los efectos de estas reformas úes son las MIPyMES”. 

Oliva Noticias