27 octubre, 2021

CX Noticias

Nueva Era

Posible regreso a clases sería una luz de esperanza para taxistas

Para Rufino Gil, quien se dedica a dar servicio de taxi desde hace 42 años, el posible regreso a clases en agosto sería una luz de esperanza para los cientos de taxistas que circulan en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Al taxista, que espera estacionado sobre el boulevard Manuel Ávila Camacho, cerca del Acuario de Veracruz, le emociona el llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador para regresar a clases en agosto.

«Es una lucecita de esperanza para que aumenten nuestros ingresos, porque sí nos ha ido mal con la pandemia; ya empieza a haber trabajo, pero se apaga y así andamos, con las clases ya nos alivianamos», dijo.

Rufino se ausentó del servicio de taxi por 11 meses, pues en abril de 2020 decidió dejar de circular debido a que la conurbación quedó desolada por el aislamiento social y la suspensión de actividades, entre ellas las escolares.

Apenas volvió a subirse a su unidad el pasado mes de marzo, para aprovechar la disminución de contagios y que el flujo de la gente en las calles de Veracruz aumentó tras el inicio de las jornadas de vacunación contra la covid.

El taxista recordó que antes de la pandemia, los horarios de entrada y salida en las escuelas eran productivos tanto para él como para sus compañeros, ya que trasladar a los alumnos y padres de familia les permitía por lo menos conseguir recursos para llenar el tanque de gasolina.

Lo que restaba de la jornada, Rufino se dedicaba a circular tranquilamente la ciudad, únicamente para completar la cuenta que se entrega el patrón y conseguir alrededor de 300 pesos más para llevarlos a casa.

«Agarrabas una rachita buena de unos cuatro o seis servicios en la mañana e igual en la tarde; calculo que de todo eran como unos 15 servicios.

Estamos hablando de que cuando menos ahí sale la cuenta de la gasolina y lo demás ya era para ti; en unas 10 o 15 carreras ya estabas librando unos 600 pesos», platicó.

De acuerdo con Rufino, la suspensión de las clases redujo los ingresos de los taxistas de Veracruz y Boca del Río hasta en un 80 por ciento, razón suficiente para que parara su unidad, pues aun cuando su patrón bajó la cuenta, era imposible cubrirla.

SE FUE A TRABAJAR CON SUS HIJOS

Rufino pasó 11 meses inactivo en el transporte público. Durante ese tiempo trabajo con sus hijos apoyándolos en sus respectivos trabajos, aunque siempre extrañó circular por el puerto de Veracruz a bordo de su taxi.

«Anduve chachareando, como tengo mis hijos pues ahí los apoyaba… pa´ la renta», comentó.

A sus 71 años, el hombre pasó de un taxi a tráileres y camiones urbanos para trabajar con sus hijos, quienes a cambio lo apoyaban para que solventara sus gastos y los de su esposa Virginia García.

«Una de mis nueras tiene un changarro y los ayudaba yo para la cocina, para los alimentos; iba yo con mis hijos a sus trabajos», declaró.

Según el taxista, fue la mejor decisión, pues cuando comenzó la pandemia hubo días en que solo hacía tres servicios de 40 pesos, es decir, alrededor de 120 pesos diarios que no le alcanzaban siquiera para llenar el tanque de gasolina de la unidad.

«Yo soy viejo en el oficio, me dio tristeza (dejar el taxi), decía yo ´¿dónde voy a comer?´, pues ya con mi edad también, no soy un chamaco», compartió.

«Aun no habiendo clases, esto es ganancia»

Pese al reciente inicio de la tercera ola de contagios de covid-19, la situación actual es un respiro para Rufino, quien afirmó que vivió meses «durísimos» a causa de la crisis económica que sufrió por la pandemia.

«Aun no habiendo clases esto es ganancia, ahorita ya libras casi 200, 250 pesos», indicó.

Ahora, el hombre logra llenar el tanque de gasolina del taxi y llevar la cuenta completa a su patrón, así como conseguir hasta 300 pesos diarios para él trabajando durante 12 horas circulando por zonas como el acuario, el boulevard, el centro y los mercados.

«AMLO LLAMA A CLASES; CUITLÁHUAC DICE QUE REGRESO ES URGENTE»

En la conferencia matutina del jueves 15 de julio, el presidente López Obrador llamó a maestros y padres de familia a organizarse para el reinicio de las clases en todo el país a partir de los últimos días de agosto.

Con el argumento de que la covid es más ofensiva en los adultos mayores, el mandatario nacional aseguró que las condiciones para que los estudiantes regresen a clases a las aulas son las adecuadas.

De acuerdo con López Obrador, el retorno a las escuelas se llevará a cabo sin riesgos de contagio por covid, pues aseveró que para agosto la mayoría de las personas mayores de 18 años ya estarán vacunadas. 

En Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García respaldó el llamado de Andrés Manuel López Obrador y manifestó que es urgente que los alumnos regresen a clases para el ciclo escolar 2021-2022.

A decir del mandatario nacional, la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) seguirá las instrucciones del gobierno federal, que decidirá si el próximo período escolar se realiza de manera presencial, virtual o mixta.

Cuitláhuac García criticó a los líderes sindicales del magisterio veracruzano que se oponen al regreso a clases, pues dijo que los «verdaderos maestros» ya quieren volver a las aulas «porque saben de la importancia de ellos para los alumnos».

Por el momento, taxistas como Rufino esperan ilusionados que el semáforo epidemiológico de covid-19 permita el regreso a clases para que sus ingresos aumenten.

Con información de E-Consulta Veracruz

A %d blogueros les gusta esto: