24 octubre, 2021

CX Noticias

Nueva Era

CMAS Xalapa con adeudo desde hace 18 años

La Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) de Xalapa se ha convertido en una herencia de deuda y corrupción para cada gobierno municipal que cumple ya 18 años.

Para cuando se pague el crédito de 480 millones de pesos que se pidió en 2003 para obras de saneamiento, habrán pasado 32 años – el crédito se liquidará en 2034- .

La deuda inició cuando el gobierno del entonces alcalde Reynaldo Escobar Pérez pagó 258 millones de pesos para la realización de obras que nunca se concluyeron y como resultado las siguientes administraciones debieron solicitar créditos para concluir las obras.

Así que la deuda aumentó a casi 480 millones de pesos en 2007 y a 18 años de distancia el saldo actual es de 380 millones 780 mil 697.92 pesos, y aún con las modificaciones que se han hecho al convenio de crédito con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) pasarán 13 años más antes de que los xalapeños dejen de pagar este préstamo.

Ricardo Ahued Bardahuil, alcalde electo de Xalapa que al llegar hará una auditoría a la Comisión y creará un plan que permita el saneamiento de sus finanzas y detectar irregularidades que puedan poner en riesgo su funcionamiento, además de enfrentar el pago de este crédito que se ha convertido en una carga financiera para el municipio.

Para este trabajo, AVC Noticias solicitó al director de CMAS una entrevista, pero declinó la propuesta.

¿Cómo empezó todo?

La historia de este organismo público descentralizado (OPD) va desde adjudicación de la prestación de servicio de tratamiento de aguas residuales, la realización de obras que fueron contratadas para librar al municipio de una multa y que quedaron inconclusas, hasta la omisión de autoridades municipales pasadas en el pago de este empréstito.

Durante la administración de Reynaldo Escobar la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se detectaron niveles de contaminación en el río Sedeño y Carneros que ameritaban una multa, para librarla el Ayuntamiento creó un proyecto integral de saneamiento que incluía la construcción de red de alcantarillado para 58 colonias y 65 kilómetros de colectores y una planta de tratamiento con capacidad de 750 litros por segundo, que se ubicaría en el predio denominado El Lencero, todo por un monto global de 541 millones 845 mil 855 pesos.

El proyecto incluyó aportaciones de Banobras por 216 millones de pesos y la adjudicación de la prestación del servicio de tratamiento de aguas residuales, que finalmente se firmaría con Aguas Tratadas de Xalapa SA de CV por 20 años, la empresa sería la encargada de la ejecución de las obras antes señaladas; sin embargo, la empresa incumplió con el contrato.

Así llegó la primera administración del alcalde Ricardo Ahued Bardahuil que señaló el incumpliendo de la empresa y que generó la respuesta del entonces secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar, que le recomendó denunciar por fraude y rescindir el contrato a la empresa que fue beneficiada previamente por su Gobierno. Hay que recordar que Aguas Tratadas fue el resultado de la fusión de tres empresas para la prestación del servicio, entre estas Caabsa Constructora SA de CV.

Sobre esta empresa, el mismo Reynaldo Escobar reconoció haber entregado 48 millones de pesos como parte del anticipo de obras, sin que las acciones se hubieran realizado como debían.

Para 2007, con el afán de concluir las obras que prometió su antecesor, el alcalde Ricardo Ahued Bardahuil solicitó un crédito con Banobras por 476.80 millones de pesos, en el que se tenía una tasa de interés de 0.85 por ciento, y un plazo de 15 meses para el pago. Al concluir su administración le sucedió el priista David Velasco Chedraui que se enfrentó con pagos mensuales de 6 millones de pesos derivado del crédito.

En 2008 el Congreso local aprobó que el Ayuntamiento abriera otra línea de crédito por 39 millones 204 mil 999; durante su gestión, el priista pagó 30 millones de pesos provenientes de la bursatilización de los ingresos generados por el pago del impuesto de tenencia vehicular.

Antes de culminar su gestión Velasco Chedraui solicitó al Congreso de Veracruz una reestructuración de la deuda para pagarla en 25 años; 10 años más que lo planeado por un monto de 448 millones 590 mil 377.51 pesos, sin contar los intereses, impuestos y demás accesorios financieros. Desde entonces la deuda ha seguido aumentando y las siguientes administraciones han tenido que pagar a Banobras recursos que en su mayoría se van al pago de intereses y no de capital.

Cada mes, se pagan 40 millones de pesos al crédito: Hipólito

El alcalde actual Hipólito Rodríguez Herrero señaló que cada mes pagaban a Banobras 40 millones de pesos, pero únicamente 4 millones de pesos iban a capital y el resto; es decir, 36 millones a intereses.

Por ello, pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador su apoyo para lograr la reestructuración de la deuda, que finalmente se logró en febrero de este año y que permitió disminuir la sobretasa de interés al pasar de 2.28 a 1.85 puntos porcentuales.

Además, se permitió reducir de 30 al 18 por ciento el porcentaje de las participaciones que le son retenidas al municipio para pagar la deuda.

Pese a ello, la carga financiera del Ayuntamiento sigue siendo pesada, pues el saldo actual es de 380 millones 780 mil 697 pesos que deberán pagarse en los siguientes 13 años, dado que la fecha de vencimiento de este crédito es el 30 de septiembre de 2034, para entonces el Ayuntamiento de Xalapa, a través de sus habitantes, habrá pasado 32 años pagando este crédito.

CMAS no puede ser caja chica ni robadero de nadie: Ahued

Sobre los retos que implica CMAS, el alcalde electo, Ricardo Ahued Bardahuil, dijo a AVC Noticias que “pondrá orden” en este organismo, pues dijo que han detectado algunas irregularidades.

“Hemos detectado muchas tomas clandestinas, les vamos a pedir que se regularicen y sino nos vamos a ir con las demandas”.

Indicó que han detectado que se han instalado tomas clandestinas con las cuales algunos xalapeños eluden el pago del servicio pero en colusión con funcionarios.

«Tienen un medidor y hay distinguidos xalapeños que tienen una toma clandestina coludidos con gente, le pusieron concreto, tienen un medidor y tubería por donde meten el agua sin que les cueste un centavo”, dijo.

Consideró que CMAS no puede ser “caja chica” ni “robadero” de nadie y que por ello no permitirán que esto suceda en su administración.

“Es lamentable el huachicol que se ha hecho, cobro de facilidades por fuera”, señaló.

Con información de Xeu

A %d blogueros les gusta esto: