Niño roba útiles para cumplir con deberes escolares

Debido a que Bryan se veía realmente arrepentido y a que los artículos que el menor había hurtado, no ascendían los 100 pesos, el equipo de Olvera optó por pagar los útiles escolares

Aguascalientes – Unos plumones, unas plumas, unos colores y un cuaderno, fueron los artículos escolares que el adolescente de 13 años, Bryan Pineda, buscaba llevarse sin pagar, hasta que fue sorprendido por la seguridad del mini súper al que acudió en el municipio de Rincón de Ramos.

El director de Seguridad Pública del municipio, Sergio Olvera, narró en entrevista telefónica con EL UNIVERSAL que les llegó un reporte proveniente del comercio de autoservicio sobre un caso de robo en el que ya tenían detenida a una persona. Sin embargo, Olvera y su equipo nunca imaginaron que al llegar, se toparían con el pequeño Bryan.

“Cuando llegamos, nos dimos cuenta que se trataba de un menor de edad y que los artículos que había sustraído, eran únicamente escolares. Al cuestionarlo, Bryan nos dijo que vivía con su tía y que necesitaba el material para una tarea urgente” explicó el director de Seguridad Pública, quien además señaló que el menor comenzó a llorar mientras pedía perdón al personal de seguridad del lugar por el acto cometido.

Debido a que Bryan se veía realmente arrepentido y a que los artículos que el menor había hurtado, no ascendían los 100 pesos, el equipo de Olvera optó por pagar los útiles escolares y dárselos al pequeño. Posteriormente, canalizaron a Bryan con la Procuraduría de la Defensa del Menor, en donde se dieron cuenta que contrario a lo que el menor les había dicho, éste no vivía con su tía sino con su padre.

“El padre dijo que en efecto, Bryan le había pedido dinero para comprar material para la escuela, pero que él le pidió que se esperara al fin de semana ya que en ese momento no contaba con los recursos necesarios para adquirirlos” sin embargo, de acuerdo con lo expuesto por Olvera, el niño se desesperó y con tal de no incumplir sus deberes escolares, cometió el robo.

El director de SP del municipio también aclaró que se llegó a un acuerdo con la tienda para no realizar ningún acto legal que pudiera dañar la integridad del menor, por lo que únicamente se procedió a hablar con el padre para que éste estuviera a la expectativa del joven y así evitar que Bryan incurriera nuevamente en un acto de este tipo.

“Nunca nos habíamos topado con un caso similar, pero en este caso, Bryan era un niño con muchas ganas de estudiar, por lo que no pasó a mayores” puntualizó Sergio.

Con información de EL UNIVERSAL

A %d blogueros les gusta esto: