Morena favorece a implicados en la Estafa Maestra

Morenistas logran impedir que a las cuentas congeladas se aplique extinción

Cuatro diputadas de Morena beneficiaron a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), involucrada en La Estafa Maestra. Esto, gracias a los cambios que impuslaron y votaron a favor en la Ley de Institiciones de Crédito, lo que evitó que las cuentas congeladas de esa casa de estudios fueran sujetas a extinción de dominio por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

La diputada morenista Lidia García, ligada a la universidad, fue quien promovió una reforma para quitar a la UIF la facultad de solicitar la extinción de dominio en cuentas bloqueadas.

Además de Lidia García, en este grupo ligado a la UAEH, están María Isabel Alfaro, quien ha sido docente de la misma institución; María Marivel Solís Barrera, quien ha ocupado diversos cargos en la universidad, y Jannet Téllez Infante.

Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato de la universidad, es accionista de cuatro empresas y una asociación civil, cuyos recursos, al igual que los del patronato, han sido depositados en cuentas en el extranjero para luego regresarlos a las arcas del patronato.

Se trata de Uni Comercializadora, Grupo Inmobiliario Quinto; Grupo Inmobiliario Bujarin; Soluciones Integrales Frutis y Fundación Hidalguense.

Los movimientos de recursos incluyen triangulaciones de países como Venezuela, Turquía y Azerbaiyán, según fuentes del Poder Judicial.

Justo por el flujo inusual de recursos, cuentas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo –de la que Sosa fue rector— fueron congelados por la Unidad, en febrero pasado.PUBLICIDAD

Hasta ahora, la institución no ha podido acreditar el origen lícito de 151 millones de dólares depositados en dichas cuentas y algunas de ésas permanecen congeladas.

Lidia García ha dicho que los recursos correspondían a dinero del personal de la universidad que fueron colocados en fondos de inversión, primero en el Credit Suisse (banco suizo) y luego en el banco HSBC.

Su ficha curricular disponible en el Sistema de Información Legislativa da cuenta de que ha desempeñado diversas funciones en el Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo: secretaria de Asuntos Jurídico; secretaria del Interior y secretaria general, hasta 2018, cuando se convirtió en diputada por Morena.

“Yo no lo considero así, mi gestión como secretaria general del sindicato concluyó en octubre de 2018, ahora tengo una licencia sin goce de sueldo. El interés que me mueve es la defensa de las universidades públicas”, explicó.

Reconoció que hubo una triangulación de recursos, pero que ésta fue una táctica para lograr mejores rendimientos financieros y contar con mayor capital para la jubilación de personal de la universidad.

“Fue una triangulación. De Banamex se depositó en el Credit Suisse, después, el banco HSBC le ofrece mejores rendimientos a la institución, y es cuando el dinero regresa y se da la alerta de la UIF”, puntualizó la diputada

Con informaciòn de EL HERALDO DE MÈXICO