Hacienda alista cambios en la Ley de Disciplina Financiera de las entidades federativas y los municipios

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, señaló que también analizan trabajar en un nuevo pacto fiscal con las administraciones estatales y municipales

La Secretaria de Hacienda presentará en las siguientes semanas una iniciativa para modernizar la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, en la cual busca dar un mayor peso a la banca de desarrollo en el financiamiento subnacional.

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, señaló que también analizan trabajar en un nuevo pacto fiscal con las administraciones estatales y municipales, con el objetivo de impulsar los ingresos propios de estos niveles de gobierno. 

Durante su participación en el foro “Retos fiscales que enfrentan los gobiernos subnacionales para financiar la inversión en infraestructura”, organizado por Moody’s y el Banco Mundial, el funcionario abrió la puerta para analizar y aprobar una reforma fiscal en México antes de 2022, como se tiene planeado desde un principio. 

“Presentaremos la propuesta de una iniciativa para la Ley de Disciplina Financiera. Buscaremos flexibilizarla, dinamizarla y mejorarla; es una ley sólida, pero hay elementos que se pueden mejorar”, externó Yorio.

Destacó que en esta ley, que se aprobó para poner candados al endeudamiento estatal, se crearon algunos niveles de rigidez, donde la banca de desarrollo no ha podido hacer el despliegue de sus capacidades de financiamiento, “eso lo pensamos arreglar en la iniciativa”.

Vinculación de la banca de desarrollo con las bancas multilaterales

El funcionario comentó que también se busca incrementar la vinculación de la banca de desarrollo con las bancas multilaterales, con el objetivo de movilizar recursos financieros, pero también técnicos y humanos que permitan identificar problemas y hacer diagnósticos claros.

“Queremos establecer mecanismos con los que los estados puedan, por un lado, contratar deuda de manera responsable, bajo marcos fiscales de mediano plazo, pero que también tengan la capacidad y las herramientas que les permitan ejecutar de manera eficiente el gasto con el que van a financiar dicha deuda”, expresó.

El Subsecretario de Hacienda aclaró que los cambios que se propondrán no están sujetos a los tiempos del paquete económico de 2020.

Sobre la renovación del pacto de coordinación fiscal con las administraciones locales, comentó que Hacienda ha recibido varios comentarios de los gobernadores sobre la necesidad de un nuevo pacto, el cual se empezaría a trabajar en 2021.

“Creemos que no es el momento político adecuado para discutir (los cambios), pero probablemente para el siguiente año podamos establecer mesas de diálogo para pensar un nuevo pacto fiscal”, señaló.

Al ser cuestionado sobre cuáles son las armas para enfrentar las amenazas de la economía en 2021 y 2022, Yorio recordó que México tiene una de las recaudaciones de impuestos más bajas de America Latina, con 13 por ciento del PIB, por lo cual una de esas herramientas será la reforma fiscal que se pretende poner en marcha en 2022, aunque dejó abierta la posibilidad de que sea antes.

“El presidente nos ha mandado una potencial reforma fiscal que entre en vigor en 2022, esto implica que, una vez que pase el paquete (2020), tenemos que entrar a discusión con el Congreso y los empresarios, para tenerla lista para 2022 o en una de esas podríamos necesitarla antes”.

En su ponencia, también reconoció que al inicio de esta administración se enviaron señales encontradas para los inversionistas. 

Durante su participación, Alberto Jones, director general de Moody’s para México, destacó que en los estados se vive una necesidad creciente de recursos para pensiones, desastres naturales y necesidades en infraestructura, esto en medio de menores recursos federalizados (participaciones) y una baja recaudación de ingresos propios.

En ese sentido, Pablo Saavedra, director para México del Banco Mundial, comentó que los municipios tienen un gran potencial de recaudación en el predial, pues apenas recaudan 0.2 por ciento del PIB, cuando el promedio en America Latina es de 0.5 por ciento.

Con información de EL HERALDO DE MÉXICO

A %d blogueros les gusta esto: